SIAP

 

El Programa de Acciones Experimentales, o como lo denominamos en las Cámaras de Comercio Servicio de Integración Activa en la PYME (SIAP) , es un plan integral de formación y empleo promovido por estos Organismos y financiado por el Servicio Andaluz de Empleo (SAE) de la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía. Atiende a las necesidades que una empresa tiene al incorporar un profesional a su plantilla y a las posibles carencias de éste a la hora de cubrir las expectativas de la producción.

SIAP es una propuesta innovadora basada en el encuentro de dos líneas de actuación: formación y empleo. SIAP garantiza la unión entre los requerimientos de los desempleados y los de las empresas. El servicio es totalmente gratuito, tanto para la empresa como para el demandante de empleo.

¿Qué ofrece?

A la Pyme:

Incorporar personal con capacitación técnica adecuada y con las habilidades y actitudes ajustadas a sus necesidades reales.
A los demandantes de empleo:

Aumentar las posibilidades de encontrar un trabajo adecuado a cada circunstancia personal.
¿Cuáles son los objetivos?

Las necesidades de las pymes no son “genéricas”: se derivan de los requerimientos técnicos de cada sector.

Los objetivos de SIAP son:

Vincular la formación ocupacional al contexto de las pymes.
Desarrollar las pymes favoreciendo la contratación de personal más preparado.
Establecer un nexo más efectivo entre la búsqueda de empleo y las necesidades de las pymes.
Favorecer la integración práctica y guiada de los grupos que buscan empleo en el contexto de las necesidades reales de las pymes.
El desarrollo del proyecto precisa de la puesta en marcha de unas acciones de distinta naturaleza, pero relacionadas entre sí dentro de un proceso lógico.

Acciones del proyecto

Con las Pymes:

Identificación de las carencias laborales de las pymes a través de una encuesta diseñada al efecto.
Identificación de las necesidades sectoriales de empleo.
Incorporación a la pyme de personal adecuado a sus necesidades reales, favoreciendo la inserción progresiva mediante prácticas subvencionadas.
Con los demandantes de empleo:

Selección de las personas más adecuadas para cubrir las necesidades detectadas en las empresas.
Mejorar la empleabilidad de los demandantes elegidos mediante actuaciones formativas en tres áreas: desarrollo personal, formación transversal (incluye la opción de autoempleo) y formación técnica.
Transmisión de conocimientos a través de profesionales con experiencia amplia en el oficio.
Seguimiento individualizado de cada demandante mediante tutorías.
Con ambos grupos:

Organización de prácticas ocupacionales en la empresa para favorecer la inserción en el mundo laboral.
Puesta en marcha de un centro de asistencia técnica para solventar las dudas y dificultades que puedan surgir a lo largo de todo el proceso.